Inscríbete ahora al CURSO de PERSUASIÓN de RAMÓN NOGUERAS. Puedes cursarlo presencial u online. Ahora a precio reducido.

enGrama Psicología, Terapia Online y formación para psicólogos

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

Chico con trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

¿Y si no hago esto y al final por ello sí le acaba pasando algo malo a mi ser querido?

La gente debería saber todo lo malo que pienso para que pudieran juzgarme. Siento que les engaño y que merezco lo peor y soy un monstruo.

Sé que es completamente irracional lo que me supone mi trastorno obsesivo compulsivo, pero tengo que tocar esto X número de veces, pues más vale prevenir que curar.

Voy a tratar de mantenerme distraído siempre, pues no quiero escuchar absolutamente nada de lo que me dice mi cabeza.

Necesito comprobar una y otra vez si he hecho tal cosa, a pesar de que sé perfectamente que sí ha sido así.

¿Cuáles son las causas del Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Todos los pensamientos anteriores reflejan diferentes morfologías en las que se traduce eso que entendemos comúnmente como TOC.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo sonará de distinta manera según el caso, pues es completamente diferente según la historia de vida de la persona, pero comparte patrones comunes.

Pensamientos intrusivos que generan malestar, conducen a la emisión de una compulsión o de un ritual, el cual, pese a saberse irracional, produce un alivio a corto plazo que mantiene y cronifica el problema.

Suscríbete a nuestro podcast en SpotifyYoutube

El TOC no es una enfermedad, sino una forma aprendida de funcionar en el mundo que se acaba tornando problemática.

Este trastorno aglomera una serie de conductas que han sido aprendidas a lo largo del ciclo vital de cada persona.

No hay nada distinto a nivel cerebral que pueda considerarse causa del problema.

Son aprendizajes, más o menos arraigados, más o menos generalizados. Y como aprendizajes que son, pueden sustituirse por otros. Esto, puede darse por sí solo, mediante la propia interacción del sujeto con el entorno, o puede llevarse a cabo, de una manera, a priori, más sistemática y confiable, mediante la terapia psicológica.

Como con cualquier otro problema psicológico, no debemos hablar del TOC dicotómicamente.

No es que se tenga o no se tenga TOC. Es preferible hablar de conductas que se rigen por patrones de obsesión-compulsión. Algunas personas mostrarán más conductas de este tipo, otras menos, pero el problema no está directamente relacionado con la cantidad, sino con lo conflictivo y limitante que resulte para la persona que padece la situación.

La decisión de si se trata de un problema psicológico depende, básicamente, del juicio que haga la propia persona.

En palabras de Rebeca Pardo, psicóloga clínica con enfoque conductual, docente, junto a Manuel García, del curso de Análisis Funcional disponible en el catálogo online de enGrama:

Un problema psicológico lo es en la medida en que yo considere que limita mi vida, me genera un malestar significativo, desplaza otras cosas importantes para mí… Y yo tengo conciencia de eso…

Los problemas psicológicos son intentos de adaptación al medio que se nos acaban volviendo en contra. De algún modo, la forma que tenemos de adaptarnos al mundo, torna problemática y nos enreda en bucles.

Constantemente, estamos intentando adaptarnos al medio, pero no siempre lo hacemos del modo más óptimo. Eso sí, que nunca se nos olvide que todo cuanto hacemos cuenta con una función subyacente.

Miriam Rocha e Irene Fernández, psicólogas formadas bajo la línea de referentes en el Análisis Funcional de la Conducta como María Xesús Froxán, desgranaban en su ponencia del Psicofest: “Lo que las etiquetas diagnósticas no nos cuentan”, lo crucial que es apoyarse en herramientas que atiendan al concepto de función.

La etiqueta diagnóstica puede ser útil para la síntesis y comunicación entre profesionales. No obstante, si la utilizamos de manera explicativa, en vez de descriptiva, nos puede abocar a tautologías y circularidades como:

“Tiene TOC porque comprueba 18 veces si ha cerrado bien la puerta de casa”

“Comprueba 18 veces que ha cerrado bien la puerta de casa porque tiene TOC”

Entonces, por esta razón, tenemos que centrarnos en la función: ¿por qué o para qué la persona hace lo que hace?

Si alguien emite una compulsión después de haber tenido determinados pensamientos intrusivos u obsesiones, es POR y PARA algo, aunque normalmente no seamos conscientes de ello.

Desde proyectos como enGrama, velamos por prestar especial atención a este tipo de cosas. En nuestro servicio de terapia online psicológica, trabajamos mediante la herramienta del análisis funcional para lograr mejores y más eficientes resultados en el proceso.

¿Cómo saber si tengo Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Volvemos a lo mismo, esto no es una cuestión dicotómica.

Una persona puede mostrar más o menos patrones conductuales que se caractericen por lo que habitualmente se entiende como TOC. Es decir, no es blanco o negro, todo o nada, más bien un espectro.

Para decidir si debo buscar ayuda psicológica, habré de valorar cuánto constriñen y repercuten en mi vida todas aquellas acciones que se parecen a lo que me han dicho que es el TOC. Si sientes que lo necesitas, es suficiente, no has de dirigirte a indagar en el DSM… Busca terapia, trata de encontrar un buen psicólogo.

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Es preferible no hablar de síntomas, pues como decíamos antes, no se trata de una enfermedad.

No hay síntomas, sino conductas. Conductas que se rigen por el siguiente patrón:

  1. Aparece una obsesión o pensamiento intrusivo disparado por determinada estimulación ambiental.
  2. El pensamiento genera malestar e incomodidad.
  3. Se busca resolver la incomodidad de inmediato, mediante soluciones cortoplacistas.
  4. Se aducen correlaciones irracionales de causa-efecto. Normalmente, se sabe de la irracionalidad.
  5. Se emite una compulsión, privada o pública, explícita o implícita, guiada por la correlación aducida que lleva a disminuir la sensación de malestar.
  6. El bucle queda mantenido por reforzamiento y tiende a repetirse en el futuro. Se ha aprendido una forma concreta de resolución de problemas, una forma determinada de actuar en el mundo.
  7. El aprendizaje se generaliza y extrapola a otros contextos.

Tratamiento para el Trastorno Obsesivo Compulsivo

Según la vertiente de la psicología donde nos enfoquemos, encontraremos respuestas que abogan por un u otro tratamiento para el TOC.

Por ejemplo, enfoques más biomédicos, pueden enfatizar en la relevancia de la farmacología para el tratamiento. Otros enfoques más cercanos a la linde psicoanalítica, sostendrán que ha de ponerse la lupa en el significado inconsciente de aquello que se realiza.

En enGrama buscamos siempre adherirnos lo máximo a la evidencia científica, pues creemos firmemente que aplicando lo que descubre la ciencia, nos acercaremos más a la verdad y a la resolución óptima del problema. La ciencia, a diferencia de otras fuentes de conocimiento, dispone de un método y una sistematicidad. El que esto sea así, aporta rigor, solidez y coherencia.

Filósofos como Óscar Teixidó, subrayan la especial importancia de dominar áreas como la Filosofía de la Ciencia, y en este caso, la Filosofía de la Psicología, para no dejarse llevar por los ornamentados y atractivos misterios, por el lenguaje oscurantista y rimbombante de disciplinas pseudocientíficas o de dudoso método.

Así, abrazando la ciencia, podríamos concluir que el mejor tratamiento para el TOC pasa por técnicas de exposición con prevención de respuesta. Pero no debemos caer en recetarios y protocolos acríticos, sino que hemos de analizar funcionalmente cada caso e individualizar la intervención, ya que de nada serviría aplicar técnicas sin ton ni son, sólo porque su empleo parece obtener mejores resultados. Hay que saber por qué y para qué se emplea lo que se emplea, qué subyace a las conductas del sujeto, qué vamos a cambiar con el empleo del procedimiento pertinente.

Desde posturas psicoanalíticas se tiende a criticar el tratamiento basado en la evidencia científica por considerarlo superficial, algo que no va al meollo de la cuestión, que no atiende a traumas insondables y ocultos.

Por supuesto, esto no es más que un mito. El tratamiento basado en evidencia científica no se queda en la superficie, sino que atiende al presente, pero también al pasado, pues recoge la relevancia de la historia vital de la persona, de todas y cada una de las experiencias que han ido configurando diferentes patrones de aprendizaje. Esta terapia es tan profunda, signifique lo que signifique eso, como puede ser la psicoanalítica.

Amparo Belloch: La visión que teníamos del TOC moderado o grave, hasta hace muy pocos años, era de que se trataba de un trastorno irreversible, crónico, deteriorante… y que quien lo tenía se quedaba con ello para toda la vida. Hoy sabemos que no es así, afortunadamente. Y lo sabemos porque los tratamientos han mejorado muchísimo. En todos los niveles de TOC, empezando por el más leve y hasta el más grave, es imprescindible y necesaria la exposición con prevención de respuesta.

Tipos de Trastorno Obsesivo Compulsivo

Se ha popularizado la idea de que existen mil y un tipos de TOC, como por ejemplo el TOC relacional o de amores. Esto es un sinsentido que no cuenta con mayor trasfondo. Por poder, se pueden hacer categorías y más categorías, pero lo relevante no está en la apariencia del TOC, sino en los porqués de que se emitan tales conductas.

Pongamos el nombre que pongamos, los patrones subyacentes son los mismos.

Dejemos de llevarnos por mitos y más mitos que pervierten el problema.

Si necesitas ayuda…

Si todo esto te resuena y necesitas ayuda porque te veas en bucles limitantes, o si incluso lo único que quieres es contar con la opinión de un profesional de la psicología sin mayor compromiso de iniciar un proceso terapéutico, puedes consultar nuestro servicio de terapia online psicológica. Ejercemos desde el rigor científico y siempre procurando que la consulta sea un espacio seguro donde quien acuda se sienta como en casa.

Por otro lado, si lo que te apetece es ahondar más en conceptos que repetimos tanto, como el de función, filosofía de la ciencia o análisis de conducta, puedes echar un vistazo a nuestro catálogo de cursos, o suscribirte a nuestra revista digital de psicología científica, en donde lanzamos artículos semanales de forma completamente exclusiva.

Artículos recomendados

Picture of Marcos de Andrés Ortega

Marcos de Andrés Ortega

Dedicado a la coordinación del proyecto de enGrama, a la creación de contenido divulgativo y formativo, y a todos aquellos aspectos que impliquen atención al cliente, comunicación y redes sociales.Estudié trabajo social y psicología, para acabar por especializarme en el enfoque del análisis funcional de la conducta, el cual se ha convertido en un prisma desde el que concebir mi realidad. Más sobre Marcos de Andrés
¿Nos puntúas con 5 estrellas?
(Votos: 11 Media: 4.9)

2 comentarios

  1. Un termino que utilizamos en el día a día sin saber realmente las características que hacen que podamos llamarlo “trastorno”. Complicado decir que entendemos qué es si no lo hemos vivido de cerca o lo hemos estudiado a fondo. Otro artículo dentro del blog que hace que vea que me queda mucho por afianzar y por aprender. Gran trabajo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pedir cita

Pide cita con una de nuestras profesionales:
Información de contacto
Reserva tu cita
Y por último...