enGrama Psicología, Terapia Online y formación para psicólogos

¿Qué es un tratamiento psicológico?

Persona esperando para recibir su tratamiento psicológico.

Lo cierto es que, aunque de forma popular, hay arraigados muchos mitos sobre la psicología, como por ejemplo, que se piense que ir al psicólogo es sentarse en un diván y hablar, quizás de la familia, quizás del pasado, quizás de sueños; en realidad, un tratamiento psicológico es un proceso que implica una actividad y un compromiso por ambas partes: el consultante y el profesional de la psicología.

De un modo similar a cuando alguien va a que alguien resuelva un problema en un taller, primero, el profesional debe saber:

  1. Cuál es el problema.
  2. Cuál es el origen de ese problema y qué lo está manteniendo.
  3. Cómo resolver ese problema.
  4. Poner en marcha las medidas necesarias.
  5. Despedirse de la persona que tenía el problema (y que ya no lo tiene).

Algo similar sucede en la consulta de un terapeuta. El consultante o el cliente llega con un problema psicológico, con un malestar, con algo que le causa inquietud o le impide llevar un día a día de acuerdo a sus valores.

Terapeuta y consultante en medio de un tratamiento psicológico.

Fases de un tratamiento psicológico

Las fases que se dan a lo largo de un tratamiento psicológico suelen seguir un orden determinado. No obstante, esto no es imprescindible, sino que pueden entremezclarse según la necesidad de cada caso.

Evaluación psicológica

La primera fase de la psicoterapia es la evaluación. Su objetivo es recopilar la información necesaria para comprender el problema del paciente y sus posibles causas.

Esta información se puede obtener a través de diferentes fuentes, como:

  • Entrevista con el consultante: el terapeuta entrevista al paciente para conocer sus problemas o síntomas, su historia personal y su entorno.
  • Pruebas psicológicas: el terapeuta puede administrar pruebas psicológicas, como cuestionarios o escalas, para evaluar la gravedad del problema y las áreas que necesitan ser abordadas.
  • Observación del paciente: El terapeuta observa el comportamiento del paciente en la consulta y en el mundo real para obtener información sobre su funcionamiento.

La evaluación es una fase esencial de la psicoterapia, ya que da al terapeuta la información necesaria para pasar a la siguiente fase y la posibilidad de evaluar, tiempo después, los resultados del tratamiento.

De nuevo, no se trata de que el paciente hable y hable; es necesario que el terapeuta lo dirija, que siga un protocolo con un objetivo: conseguir toda la información posible referente al problema del consultante.

Análisis funcional de la conducta

La segunda fase de la terapia es el análisis funcional de la conducta (o debería serlo, ya que la mayoría de profesionales no lo emplean, o ni si quiera saben de su existencia, pese a ser una herramienta crucial). En esta fase, el terapeuta utiliza la información recopilada en la evaluación para desarrollar una hipótesis sobre la causa del problema del paciente y las variables que lo mantienen.

Suscríbete a nuestro podcast en Spotify | Youtube

El análisis funcional de la conducta se basa en que el comportamiento es aprendido y mantenido por sus consecuencias. En otras palabras, las personas se comportan de la manera que lo hacen porque esa conducta tiene un resultado.

La hipótesis del análisis funcional debe estar fundamentada en los pilares científicos de la psicología. Esto significa que debe basarse en los principios del aprendizaje y la conducta, como son, mismamente, todo lo propuesto por el Condicionamiento Clásico o el Condicionamiento Operante.

Suscríbete a nuestro podcast en Spotify | Youtube

Por ejemplo, una hipótesis válida podría ser que una persona tiene pensamientos negativos porque ha aprendido a asociarlos con situaciones de estrés. En este caso, la hipótesis estaría fundamentada en el principio del aprendizaje por asociación.

En cambio, una hipótesis inválida sería que una persona tiene pensamientos negativos porque su abuela tuvo un aborto hace 70 años o porque tiene apego evitativo.

Recomendamos, en general, que se pregunte en qué se basa el profesional, ya que debe estar dispuesto a explicar el fundamento científico de su hipótesis antes de arrancar con el tratamiento psicológico.

Para realizar el análisis funcional de la conducta, el terapeuta debe considerar los siguientes factores:

  • Antecedentes: eventos que preceden a la conducta problemática.
  • Conducta: conducta problemática en sí misma.
  • Consecuencias: eventos que siguen a la conducta problemática.
  • Variables disposicionales: factores contextuales que entran en juego.

El terapeuta utiliza esta información para identificar las relaciones funcionales entre los antecedentes, la conducta y las consecuencias. Por ejemplo, el terapeuta puede descubrir que la conducta problemática del paciente se produce en situaciones de estrés y que se ve reforzada por la atención de los demás.

Una vez que el terapeuta ha desarrollado una hipótesis sobre la causa del problema, debe compartirla con el paciente. Esta devolución del análisis funcional es una parte importante del proceso de psicoterapia, ya que ayuda al paciente a comprender su problema y a participar activamente en el tratamiento.

Suscríbete a nuestro podcast en Spotify | Youtube

Intervención terapéutica

Después de esta devolución del análisis funcional de la conducta, cuando el cliente conoce por qué está sucediendo lo que le sucede, llega la fase del tratamiento psicológico propiamente dicha. Esta es la fase fundamental del proceso, ya que es donde se produce el cambio y la mejora del paciente.

En esta fase, se aplicarán técnicas de la psicología (basadas en las leyes de la conducta y en lo que la ciencia de la psicología han demostrado) para conseguir un cambio en la conducta del cliente. 

El objetivo de esta fase es ayudar al paciente a superar sus problemas psicológicos, aprendiendo nuevas habilidades y estrategias de afrontamiento. Para ello, el terapeuta utiliza diferentes técnicas y procedimientos, adaptados a cada caso concreto. 

La duración de la fase de intervención terapéutica varía en función de la gravedad del problema y de la respuesta del paciente al tratamiento psicológico. En general, se estima que la duración media de la terapia es de entre 10 y 20 sesiones, pero esto siempre dependerá del caso, pues hay problemas que requieren de muchas más sesiones.

Suscríbete a nuestro podcast en Spotify | Youtube

Cierre del proceso terapéutico

Toda terapia psicológica tiene un principio y un final. 

Esta fase es importante para consolidar los cambios producidos durante el tratamiento y para preparar al paciente para la vida independiente.

El terapeuta y el paciente revisan los objetivos del tratamiento psicológico y evalúan el progreso que se ha realizado. Si se han logrado los objetivos, el terapeuta puede dar el alta.

Si no se han logrado los objetivos, el terapeuta puede recomendar sesiones de seguimiento o modificar el plan de tratamiento.

Es importante que la culminación de la terapia psicológica sea gradual. El terapeuta debe ayudar al consultante a desarrollar las habilidades y estrategias necesarias para afrontar los problemas que puedan surgir en el futuro de forma independiente.

Un buen profesional dará el alta cuando:

  • El consultante haya logrado los objetivos del tratamiento psicológico.
  • El consultante esté satisfecho con los resultados del tratamiento psicológico.
  • El consultante esté preparado para aplicar lo aprendido en su día a día.

Es importante que el terapeuta y el paciente tengan una conversación abierta y honesta sobre la terminación de la terapia. El paciente debe estar seguro de que está listo para cerrar el tratamiento psicológico y afrontar la vida independiente.

Si buscas ayuda…

Si estás atravesando algún problema y quieres iniciar un tratamiento psicológico, o tienes dudas sobre cómo encontrar un buen psicólogo, no dudes en consultar nuestros servicios de terapia online psicológica.

Ejercemos desde el rigor científico y siempre procurando que la consulta sea un espacio seguro donde quien acuda se sienta como en casa.

Por otro lado, si lo que te apetece es ahondar más en conceptos que repetimos tanto, como el de tratamiento psicológico, función, principios de aprendizaje o análisis funcional de la conducta, puedes echar un vistazo a nuestro catálogo de cursos, o suscribirte a nuestra revista digital de psicología científica, en donde lanzamos artículos semanales de forma completamente exclusiva.

¿Has pensado en alguien a quien pueda gustar este artículo?
Ayúdanos a que llegue más lejos

Artículos recomendados

¿Nos puntúas con 5 estrellas?
(Votos: 1 Media: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pedir cita

Pide cita con una de nuestras profesionales:
Información de contacto
Reserva tu cita
Y por último...